Cómo fijar metas financieras
BLOG

Cómo fijar metas financieras

Cómo fijar metas financieras

Si estabas pensando en fijar metas financieras para este año, todavía estás a tiempo de alcanzar tu objetivo. Simplemente, necesitas seguir unos pequeños consejos.

Al igual que fijas metas para tu vida o carrera profesional, fijar unas metas financieras te puede ayudar a priorizar y darte una idea más clara sobre, por qué y para qué estás ahorrando el dinero que ganas cada mes.

Consejos para fijar metas financieras

Los cinco consejos que debes de seguir para poder alcanzar cualquier objetivo financiero que tengas en mente son los siguientes:

  • Piensa qué deseas hacer con tu dinero.
  • Concreta plazos. 
  • Fija una fecha para cada objetivo. 
  • Prioriza cada meta financiera.
  • Conoce el estado de tus cuentas.

¡Sigue leyendo, para tomar nota de nuestros consejos!

Piensa qué deseas hacer con tu dinero

Las metas pueden ayudarte a crear un plan y llevarlo a cabo. No tienen porque ser permanentes y pueden variar a lo largo del tiempo según tus necesidades. Pero, si es verdad que en algún momento de tu vida es bueno empezar con un plan que tenga que ver con tus finanzas.

Todos queremos obtener más dinero, pero, la pregunta es la siguiente: ¿cuánto estamos dispuestos a sacrificar? ¿cuál es el objetivo? ¿cuál es el principal objetivo? ¿en cuánto tiempo queremos llevar a cabo ese proyecto?

Hay personas que quieren:

  • Comprar un bien inmueble. 
  • Saldar deudas. 
  • Crear un fondo de emergencia. 
  • Comprar un vehículo nuevo. 
  • Hacer una carrera profesional.

Hay otras personas que quieren tener objetivos para alcanzar objetivos que puedan beneficiar a su familia:

  • Casarse. 
  • Ampliar la familia. 
  • Ayudar a los hijos con los gastos de la Universidad. 
  • Dejar de trabajar para criar a los hijos durante unos años.

Otras personas, sin embargo, solo quieren establecer unas metas sencillas para poder tener más dinero durante su jubilación.

Concreta plazos

Es importante tener una guía y completar una hoja de calculo para poder concretar el plazo de nuestra meta financiera.

En este caso, puedes usar como guía los siguientes plazos:

  • Metas a corto plazo: desde los 6 meses hasta los 5 años. 
  • Metas a mediano plazo: desde los 5 hasta los 10 años. 
  • Metas a largo plazo: a más de 10 años.

Cada persona tiene unas necesidades diferentes, por eso, es mejor saber cuál es el tiempo concreto que puedes destinarle a tu proyecto para fijar una meta financiera alcanzable.

Fija una fecha para cada objetivo

Es muy útil contar con una fecha más o menos determinada para ver si has cumplido con la meta establecida. Si tienes un hijo que empezará la Universidad en 2029, tienes una fecha objetivo en mente para poder tener una meta de ahorros para los gastos que pueden dar la Universidad. Si, por ejemplo, quieres casarte dentro de dos años, deberás de contar con cierta cantidad de dinero para poder hacer frente a los gastos de la boda, al no ser que quieras solicitar un préstamo personal para tal ocasión.

Lo mejor, es que puedas tener un cronograma a mano para poder saber cuál es tu programa y así puedas agregar unas fechas objetivo a tus metas.

Prioriza cada meta financiera

Tener prioridades puede ayudarte a determinar hacia dónde deberás de destinar tus fondos. Por este motivo, es mejor clasificar cada meta en tu hoja de cálculo. Si tienes una meta a corto plazo de aportar cierta cantidad de dinero a tu fondo de emergencia, o deseas comprar un bien inmueble en cinco años, deberás de destinar cierta cantidad de dinero mensual a tus ahorros para poder alcanzar ese objetivo.

Conoce el estado de tus cuentas

Es posible que algunas metas de las que quieres llevar a cabo no cuenten con ahorros en la actualidad, por este motivo, es importante analizar el estado de tus cuentas y puedas establecer desde ahora mismo el plan financiero que necesitas para alcanzar tus metas a nivel personal, profesional o familiar.